Proyectores de video en las galerías de arte

Podría decirse que desde el Renacimiento para acá, las artes plásticas han tratado de revolucionarse una y otra vez y para eso han echado mano a todo lo que encuentran a su paso, lo cual realmente no es negativo, al contrario, es enriquecedor. Una de las tendencias que parece no pasar de moda, es la videoproyección como parte de una exposición artística. Esto ha hecho a las galerías adquirir proyectores LED en Tecnocio para poder satisfacer las necesidades de los artistas.

 

Los videoproyectores han rondado nuestras vidas desde hace tiempo, claro que se han sofisticado considerablemente desde aquella época en la que veíamos las películas cuadro a cuadro y sin sonido. Actualmente los videoproyectores que se venden para el ámbito doméstico no tienen nada que envidiarle al cine, porque cuentan con la misma tecnología.

Y como el arte, que gusta de jugar con todo, también ha encontrado en las imágenes en movimiento atractivos para complementar obras y serie, estos videoproyectores inevitablemente pasaron a formar parte de los equipos de una galería, como las luces.

Muchas veces los artistas presentan una pieza que consiste solamente en la proyección. En una ocasión vi una obra en la que la sobra de una esfera de plomo en una cadena golpeaba interminablemente una pared. Se trataba de la proyección de un video sobre la pared de la galería, y la verdad era la mejor obra de la exposición.

Otras veces las proyecciones son sobre objetos. A esto se le suele llamar mapping y requiere de videoproyectores de mucha calidad para que se logre a la perfección. El hecho de que estemos en pleno siglo XXI y que la tecnología haya avanzado demasiado no significa que el arte va a diluirse, simplemente cambia como cambian los tiempos, y usa los aparatos que surgen en estos tiempos.

Los videoproyectores les han dado la posibilidad a los artistas de hacer cosas que tenían en mente desde hacía tiempo pero que no contaban con las condiciones ni los equipos para poder materializarlas. El arte que podemos ver en las galerías de hoy tiene de todo eso, de video, de olores y hasta sabores. Se trata de sacar nuevas sensaciones de los individuos, y todo lo que sirva para eso es útil.

Los videoproyectores han salido del ámbito doméstico al espacio artístico para ofrecer una nueva perspectiva de la vida a través de eso que llamamos arte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *