Cuando recuperamos las tradiciones

Mi abuela solía hacerme colchas de patchwork, la recuerdo las tardes de invierno recopilando retales, haciendo las composiciones y tejiendo. Convertía la nada en una colcha espectacular. Ahora yo sigo sus pasos. Me encantan las manualidades y he encontrado la empresa perfecta: Monita Salero, una empresa de Barcelona que hace clases de patchwork súper personalizadas y a medida. ¿Mi proyecto? Ahora que voy a ser madre no podía ser otro, voy a tejer una colcha de patchwork para bebé. Realmente se pueden hacer otras cosas como tapices o mantas, así que si os gusta hacer cosas manuales y, además, conseguir crear algo por vuestros propios medios, no os podéis perder la web de Monita Salero. ¡Yo me enamoré en cuanto vi sus creaciones! En mi clase se han apuntado tres chicas más que son amigas y buscaban hacer una actividad grupal. Es muy divertido compartir esta actividad con otras personas, la verdad, ya que además de aprender a tejer pues me sirve como terapia 😉 ¡Animaos!