¿Cuál es el amor más duradero?

Esta es una pregunta que ronda la mente de muchas personas. Algunos piensan que es el amor de madre, y si bien es cierto que una madre amará a sus hijos toda la vida sin importar lo que hagan o como sean, no obstante, este es un amor con el que no puedes contar tener para siempre, lamentablemente las madres no son eternas y aunque queramos algún día nos dejarán y si no tenemos más amor, estaremos completamente solos.

Lo mismo pasa con nuestros hijos, amigos e incluso parejas. Es cierto que el amor se construye, pero es muy complicado amar y lograr que nos amen si no tenemos el amor más duradero: el propio.

Así es, el amor que más dura debe ser el que sentimos por nosotros mismos, ya que solo así sabremos lo que valemos y merecemos.

Cultivar este tipo de amor no es complicado, solo debes darte tiempo para conocerte y saber de qué eres capaz. Una excelente opción es entrar en Tecnocio para encontrar una bicicleta o patinete eléctricos que te permita irte a algún lugar de tu preferencia a meditar sin dañar al medioambiente.

Verás como a la larga te agradeces haberte permitido ese tiempo.