Anticuarios: Museos de arte

Anticuarios: Museos de arte es una de las relaciones más simbióticas que existen, pues profesionales como los anticuarios Barcelona están entre los principales proveedores de objetos y obras de relevancia artística e histórica a estas instituciones.

Pues los museos de arte no son más que espacios para la exhibición, conservación y promoción de las artes, especialmente las visuales como pintura y escultura, sean más o menos especializados como las pinacotecas (espacio destinado a la exposición de obras artísticas de carácter pictórico, cuyo nombre proviene de la denominación del ala norte de los propileos o puertas monumentales con columnas de la Acrópolis de Atenas, donde se guardaban tablillas pintadas) y las gliptotecas (museo dedicado a las piedras finas grabadas, también a las obras de escultura en general, libros y piezas de música). Y entonces, los anticuarios son quienes estudian la historia, con especial atención a las “antigüedades”, dígase objetos antiguos del arte, representativos de cardinales estilos, períodos, escuelas, autores, épocas o personajes que los poseyeron.

La institución se nutre por ende de estos profesionales con verdadera vocación de eruditos y detectives, capaces de rastrear y tasar importantes piezas que completan un poco más el gran y complejo puzle de la historia.